Usa mascarilla (relato corto)

Sentirse agobiada bajo la mascarilla en pleno verano no siempre es negativo, intentaba convencerme mientras tomaba el sol en tercera línea de playa, que por no llegar, no llegaba ni el tipo que vende los helados.

He dejado de depilarme el bigote por ejemplo.  Y es que bajo mi máscarilla homologada, que me regalaron en Kalidoskopio, me siento segura.

Últimamente bajo a darme mi paseo vespertino de vieja, con ropa como de «bajoatirarlabasura», y mira que Patsy me advierte:

– Hasta a Mercadona hay que ir guapa porque si vistes de 1€ te van a entrar tipos de 1€.  Esa frase se la achaca a todo lo que puede, si vas a restaurantes de 1€ pues te encuentras a tipos de 1€ , si vas a bares de 1€ pues idem y así, me da la matraca con cada cosa que se le ocurre.

En fin que sí, que iba vestida de 1€, y un joven parado en la plena calle y apoyado contra un árbol se me queda mirando. Me hubiera gustado decir que era un jovenasso y que su mirada era lasciva pero no, su mirada era también de 1€ y ya que nos ponemos, de un poquito de asco. Asco el que me daba él a mí, así que amparada en la seguridad de la mascarilla, le saqué la lengua.

¡Toma! – me dije a mí misma,  y empezé a reirme sola como una loca con mi gran ocurrencia.

Desde ese día cuando voy por la calle y algo no me gusta le saco la lengua, si veo a un chico que me gusta le saco la lengua, si alguien va comiendo un helado le saco la lengua, si veo a una chica guapísima vestida de 100€ por pura envidia le saco la lengua, si alguien no lleva mascarilla le saco la lengua…

Y como todo tiene efectos colaterales y mis lecturas de verano son de lo más culturetas, por lo visto, el sacar la lengua hace que fortalezcas la papada.

Todo son ventajas. Ponte la mascarilla por favor.

 

 

 

Total Page Visits: 1512 - Today Page Visits: 1

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *