El de la ficha

Tinder es como el final de una tarde del domingo, un triste pasatiempo. A veces lo compagino jugando al Tetris o con la lectura de ese artículo del dominical que en principio no me interesaba.

Patsy es incrédula cada vez que le digo que nunca más, que cierro la cuenta de buscanovios, que se acabó, pero ella sabe que estoy enganchada. Y es que pasar fotos a lo si le, no le, no le, no le… engancha, qué le vamos a hacer. Continúa leyendo El de la ficha