El de la ficha

Tinder es como el final de una tarde del domingo, un triste pasatiempo. A veces lo compagino jugando al Tetris o con la lectura de ese artículo del dominical que en principio no me interesaba.

Patsy es incrédula cada vez que le digo que nunca más, que cierro la cuenta de buscanovios, que se acabó, pero ella sabe que estoy enganchada. Y es que pasar fotos a lo si le, no le, no le, no le… engancha, qué le vamos a hacer. Continúa leyendo El de la ficha

Decir adiós online

Ligar online, hasta ahora, no me ha dado resultados.

Me refiero a resultados positivos, porque malos tengo una ristra. Y tampoco es que pida mucho. Lo que sí que me he dado cuenta es que cada vez bajo menos el listón y esto no puede ser, o me gusta, o me gusta. No estoy yo para perder el tiempo, que hay más cosas que hacer en la vida. Si hay que decir adiós, cuanto antes mejor. Continúa leyendo Decir adiós online

De persecución

«Pues es vasodilatador. No veas cómo te pone. Como una moto»

Ya sabéis lo que me gusta oír conversaciones ajenas, eso o que, como casi siempre voy sola, pues no me queda otra.  No soy yo, es que las ondas llegan a mí.

Lo mejor es que esta conversación la están teniendo un cajero de Mercadona y un chico que …. ¡Uy! pues no está nada mal si me hago a la idea de lo que hay debajo de la máscarilla y esas gafas modernas de sol. Continúa leyendo De persecución

Los «estados» de los ex

Esto de las redes sociales y de seguir teniendo el teléfono guardado de tantos conocidos es muy peligroso.
Antes, pues tenías el teléfono anotado en una libretita y ya. Recuerdo cuando era pequeña llamar al chico que me gustaba e inmediatamente colgar, molestando la paz del hogar del pobre susodicho.

Después llegó whatsapp y lo fue empeorando. Podías ver si estaba en línea o no, haciéndote mala sangre por si estaba hablando con alguna otra, cuando ese era “mí momento”, momento en el que me daba las buenas noches.
Luego las fotos. Me sabía de memoria todas sus fotos de perfil, llevaba un recuento hasta de cuando las cambiaba. Y ya, para remate, llegaron los estados de whatsapp. Continúa leyendo Los «estados» de los ex