Mañana de mierda

El domingo por la mañana es mi día, me encanta ir al Lidl a comprarme mi cruasán dominguero y ya aprovecho para leerme el folleto con las ofertas semanales. Me las compro todas, así que Lidl decide prácticamente mi menú semanal.

Y ahí que bajo yo con mi carro en mano tan feliz, bien madrugadita, en cuanto abren el super ahí estoy yo rodeada de los eternos jubilados madrugadores. Continúa leyendo Mañana de mierda