Mis fans

No voy a quejarme de los perfiles que me ofrece Tinder cuando juego a que me muestre todos los solteros que tengo a mi alrededor con un simple desliz de dedo. Bueno un poquito sí.

Patsy me tiene dicho que haga el favor de bajar la edad en mi búsqueda. Como me gustan más mayores tengo el techo en los 50 años y yo creo que el maldito algoritmo sólo me muestra los «señores» de 49 y 50. Lo hace para fastidiarme y que pague la cuota, pero sigo resistiéndome. Y no es que yo me sienta como una universitaria pero es que de verdad… ¡peor que mi padre! Continúa leyendo Mis fans

De persecución

«Pues es vasodilatador. No veas cómo te pone. Como una moto»

Ya sabéis lo que me gusta oír conversaciones ajenas, eso o que, como casi siempre voy sola, pues no me queda otra.  No soy yo, es que las ondas llegan a mí.

Lo mejor es que esta conversación la están teniendo un cajero de Mercadona y un chico que …. ¡Uy! pues no está nada mal si me hago a la idea de lo que hay debajo de la máscarilla y esas gafas modernas de sol. Continúa leyendo De persecución