¿Qué les he hecho a los peluqueros?

Sigo de baja con la pierna, pero no puedo perder la cita que tengo en la peluquería cool que hay cerca de casa desde hace más de un mes.

Todo el mundo dice que este peluquero es la bomba, corta muy bien y es un amor. Cuando la Pili, desde Teruel, la artistaza, vino a verme a Madrid hace unos meses y me preguntó por una pelu, allí que la mandé. Se quedó supercontenta y reguapa. Claro, que ella con poco que se haga…

Llego a la pelu con mi muleta y cojeando.

– ¿Solo cortar, verdad? – me dice con acento francés, porque él es francés, muy francés, y muy mono, sí.

– No, no, cortar y teñir. Quiero un look algo diferente.

– ¿Cómo? – tengo apuntado solo cortar. Hoy es viernes, tengo la pelu a tope – dice dirigiéndose a su libro de notas. Mira y se da cuenta de que ha cometido un error.

Vuelve a mi cabeza y, pelo para arriba pelo para abajo, venga revolvérmelo. Que si no me hace falta teñirme, que aún no se me ven las canas…

– Bueno, yo sí me las veo y, además, que como me tiño yo, solo me tiño por delante, que es lo que veo, pero seguro que la parte de atrás tiene que estar morrocotuda.

– Sí, pero no se ven – dice muy francés.

– Ya, pero es que con la pierna así, mejor me tiño aquí que en casa…

– Sí, pero es que tienes muy pocas, de verdad.

Total, que se le mete a él en….. y que no me tiñe.

Me corta las puntas ¡¡en 5 segundos¡¡

– ¿Ya? Qué rápido.

– Sí, soy muy rápido. Te voy a peinar.

– Mira, no gracias. Nunca me ha gustado peinarme y ahora menos, que estoy de baja y no salgo de casa.

– Que sí, mujer, que así te sientes tú guapa en casa.

– Que no, que no me hace falta.

Pero él coge el cepillo y se pone a alisar.

Son 50€.

Me acompaña-empuja a la puerta, su siguiente clienta ya ha llegado.

Total Page Visits: 277 - Today Page Visits: 1

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *