Eres fea: juzgada por una foto

Ya le había visto una vez en la web, ¿dónde si no? A mi trabajo no viene nadie y ahí me paso la vida… menos mal que me gusta lo que hago, pero eso es otro tema.

En fin, que en verano le había entrado y no me había hecho ni caso, pero esta vez … ¡voilá! Parece que para él la búsqueda también había sido infructuosa.

Parece un tipo muy serio, muy cabal, igual demasiado para mi. Su foto de perfil muestra a un chico con unos ojos preciosos, barba de dos días… uff , me repito, demasiado para mi.

Of course llamo a Patsy:

Continúa leyendo Eres fea: juzgada por una foto

Las youtubers, y yo que pensaba que era moderna por tener un blog

Bueno, que estoy viejuna no es ninguna novedad.

«Ya no aguanto como antes» este es el título de una canción que mi hermano escribió hace años, así que puede que venga de familia.

En fin, que lo de salir solo de día, que en hora-cenicienta se me caigan los ojos, que a las 7 de la mañana de un domingo tenga que levantarme porque no puedo más con la posición horizontal…. eso , es una obviedad a los 40 y…

¡Al grano !

Como parece que se me empieza a pasar la depresión de haber dejado de vivir en mi país favorito y y que estoy de vuelta en mi querida España, me he puesto a mirar los que eventos culturales que me ofrece Madrid.  He empezado a buscar en los mismos sitios que antes frecuentaba pero ya no están hechos para mí.

– ¿Como por ejemplo?

Continúa leyendo Las youtubers, y yo que pensaba que era moderna por tener un blog

El peluquero que me invitó a largarme

¿Pueden invitarte a irte de una peluquería? Sí, sí se puede.

Llevo un tiempo pensando en dejarme las canas largas, más que nada porque soy muy vaga para estar yendo a teñirme cada mes, nada que ver con creerme una moderna.

Durante el tiempo que he estado fuera me he ido tiñendo a mí misma pero sólo la parte delantera de la cabeza,esto es, el flequillo y poco más. Total por detrás yo no me veo…

En fin, que un amigo me dijo que debería ir dándome mechas e ir aclarándome el pelo y como tengo tanta personalidad pues ea.

Continúa leyendo El peluquero que me invitó a largarme

El sarao al que no me invitaron

Si eres una segundona lo eres en todas partes.

Tenía ganas de volver a desahogarme un poquito, pero el trabajo me deja tan hecha polvo que, ni ganas de escribir me quedan, como para ir de saraos.

Y hoy quiero contar cómo ser súper Patética en el mundo laboral y como la suerte me da la espalda, ¡quién me pone la pierna encima!

El caso, que soy la tercera de abordo de una empresa pequeñita. Sí, tenemos directora, subdirector y la moi (lease «mua» que yo sé mucho de idiomas).

Ellos siempre van a los saraos y yo, me quedo compuesta y sin novio, como es natural.

Continúa leyendo El sarao al que no me invitaron

Me ponen los locos

Después de vivir unos años en Asia acabo de aterrizar en casa, Madrid.

Huelga decir que en este tiempo no me he comido un colín, hay demasiada fiebre amarilla entre los extranjeros y tengo una edad para los locales asiáticos. También tuve alguna aventura patética fallida que otro día contaré.

 El caso, que hace unas semanas me apunto a una web de esas de citas, sin foto claro, me da vergüenza que alguien me reconozca, que acabo de llegar XD¡¡¡ Sí, estoy desesperada pero no quiero que los conocidos lo sepan, mis amigos ya son conscientes de ello.

En fin, que nadie me escribía y Patsy ,también conocida como: «mi Amiga Que me Ha Acogido En Su Casa Hasta Que mi Inquilina Se Vaya» y yo, el domingo tarde, que no hay nada que hacer porque no somos de fútbol, nos pusimos a ello.

Jijijij jajaja, mira este que feo, este viejuno pa´mi, el gordo pa´ti, no me gustan los calvos,lo siento calvos del mundo. Menor de 40 nada, solo quiere sexo, tampoco me vale…. Yo quiero ¡A LO AMOR!

Continúa leyendo Me ponen los locos