Mi novio francés

Claro, ¿qué pensabais? Me va tan bien en amores que tengo uno en cada puerto, ja¡

El caso que mi hermana pequeña vive en Francia desde hace unos años, como decían en «Madrileños por el mundo«: se fue por amor.

Desde que han puesto línea directa de avión, de vez en cuando voy a pasar un fin de semana a su casa. Viene bien ver el mar y de paso a los chicos franceses de esa zona. Madre mía, hay una condensación de tipos apuestos muy superior a la media mundial.

MySister hace tiempo que ha echado el ojo a un tipo para mí: divorciado (como no), con dos hijas crecidas y arquitecto. Sí, mi hermana me tiene en gran estima.

Preparaban una cena en su casa, vinieron algunos amigos suyos. Yo no hablo francés. Mi «novio» el arquitecto no apareció.

– Oye, MySister este chico rubio tan guapo ¿quién es?.

– Puff, dicen que lo acaba de dejar con su novia. Es un amigo de un amigo de un amigo.  Además, le sacas unos años, no te lo recomiendo.

Pero el caso es que el rubio era el único que hablaba inglés y que me hacía caso de vez en cuando y con lo necesitada que estoy…

Muchas ostras, mucho vino, mucha risa, mucho fumar,mucha música. Así son ellos.

– Chavales, me voy a dormir, ahí os dejo.

Subo a la habitación y me enfundo en mi pijama de Snoopy de 5 cm de grosor, en el norte hace mucho frío. Cuando estoy a punto de dormir la puerta se abre y por ella se asoma la preciosa cabeza de el rubio. 

¿Mi primer pensamiento?

Esto no puede estar pasando.

¿Mi segundo pensamiento?

Mierda, llevo la braga faja puesta !

Y el tipo con toda su cara y sabiéndose irresistible se desliza dentro de mi cama.

Esos cinco segundos me dan para pensar en mis opciones. Dios mio¡ pero que hago?

  1. ¿Le empujo y me hago la tía dura e indignada? Aparta bicho ¡¡
  2.  Me hago la muerta dormida…  (hmmm creo que eso no va a servir de nada)
  3.  Mira, que me quiten lo bailao, que estoy muy necesitada

Obvio que elegí la opción 3. No le dije nada porque no tenía nada que decir y de hecho no nos dijimos nada en toda la noche. Eso sí, dormir no dormimos.

Se marchó muy pronto por la mañana, tenía que: «deal with some stuff».

En el desayuno MySister y mi cuñado actúan de lo más natural. MySister se está convirtiendo en una verdadera francesa y casi en mi madre.

– Te dije que éste chico no era para tí. No se qué vas a hacer cuando conozcas al arquitecto Patética, miedo me das.

Yo tampoco se que haré si algún día conozco a ese maravilloso arquitecto, porque no apareció en todo el fin de semana, el rubio tampoco se dejó ver.

Total Page Visits: 2209 - Today Page Visits: 3

Un comentario sobre “Mi novio francés”

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *