De persecución

«Pues es vasodilatador. No veas cómo te pone. Como una moto»

Ya sabéis lo que me gusta oír conversaciones ajenas, eso o que, como casi siempre voy sola, pues no me queda otra.  No soy yo, es que las ondas llegan a mí.

Lo mejor es que esta conversación la están teniendo un cajero de Mercadona y un chico que …. ¡Uy! pues no está nada mal si me hago a la idea de lo que hay debajo de la máscarilla y esas gafas modernas de sol.

– Sí, sí, yo lo tomo por las mañanas y ya te digo que increíble, dice el guapo.

– Pues yo es que no se cómo tomarlo, me habían dicho que funciona y que como vasodilatador es la caña –  afirma nervioso el cajero con un ligero baile de pies y manos.

¡Pero de qué están hablando!

El no cajero de gafas de sol es argentino, eso le quita dos o dos mil puntos, recuerdo de un no novio argentino que tuve que no quiero recordar, pero se le ve atractivo. Mientras conversa va guardando sus cositas en una bolsa de tela.  Encima es eco. Siguen hablando de las maravillas del ….. ¿de qué demonios estarán hablando?

– Yo lo prensé bien y le hice zumo colándolo primero. ¡Madre mía! ¡Qué asco¡

–  Bueno, no esta muy bueno, ché. Pero se nota. Además que es muy sano, como la chía.

Deslizo mi mirada a su cesta de la compra; mucha fruta y verdura fresca, leche de arroz, huevos ecológicos y …. ¡Jenjibre!¡Están hablando del jenjibre!

No sé cómo meter baza en la conversación. Mi amiga la vasquitazen dice que hay que aprender a ligar en vivo, nada de Tinder ni Tindar. Así que me lanzo a la piscina.

– ¡Uy!, pues yo lo tomo con manzana.

– Con manzana, para quitarle el sabor, ¿no? , me responde el cajero facilitándome la entrada a su chat.

– No, con manzana porque está muy rico. Lo trituras y te sale un zumo estupendo  (mierda, «estupendo», voy a quedar como una cursi)

–  «SShooo», lo tomo a la mañana, hervidito y le añado un poco de zumo de limón. Mientras da esta información ancla las gafas de sol a su frente.

Ay, qué majo parece.  ¿Por qué estos no estarán en Tinder?

Mientras esto sucede he ido depositando mi compra en la cinta trasportadora. Fanta de naranja, polos de naranja, pipas, una lata de anchoas… menos mal que el pan de centeno, los mangos y mi bolsa de 3kg de naranjas me salvan un poco.

El argentino paga y se va.

Yo me quedo con el cajero haciéndole la receta del batido de manzana y jenjibre. El chico me dice que lo va a probar y me da las gracias.

Salgo corriendo del súper para dar caza al  sanote que toma jenjibre por la mañana, porque es vasodilatador. Le veo a lo lejos. No puedo andar mucho más rápido porque la botella de fanta de 2 litros y las naranjas pesan bastante. Además, aún me duele el dedo del pie que me machaqué hace unas semanas.

Por lo menos vamos en la misma dirección. ¡A ver si vamos a ser vecinos!

Me parece de lo más divertido estar haciendo esto. Voy tan feliz que sigo sacando la lengua a todo el que voy encontrando por el camino oculta tras mi máscara FPP2.

La alegría se me va pronto, se ha desviado a la derecha y yo voy a la izquierda. Ya empezamos…

Bueno no pasa nada, por aquí también llego a casa aunque dé un poco más de vuelta. La distancia se va estrechando entre nosotros pero aún me queda lejos. A este paso se mete en el portal y no le doy caza. Al menos sabré donde vive.

Cuando le veo enfilar una cuesta arriba mi pié me dice que dónde voy y decido hacerle caso.

Doy media vuelta dirección a casa pensando en el polo de naranja que me voy a tomar tirada en el sofá. No es que quiera ser pesimista pero ¿qué le iba a decir yo al chico? ¡Qué casualidad, vivo también por el barrio! Pues eso ya lo sabría, por eso vamos al mismo supermercado, ¿no?

Decido quitarme al argentino de mi cabeza, estaba confundida. Me autoengaño pensando que tampoco era para tanto.

Atravieso una terraza camino a casa, cuatro hombres maduros están dando cuenta de una cervecita aprovechando uno de estos días de sol de invierno.

– Pero, boludo. Eran rojos, no azules. ¿No oís lo que dijo?

Ostras, ¿más argentinos?

Creo que el universo quiere decirme algo pero consigo volver a engañarlo pensando en polos de naranja.

Total Page Visits: 841 - Today Page Visits: 2

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *